Prozac: Dile adiós a la depresión

prozac

La depresión, en uno de los abismos más terribles hacia donde una enfermedad nos puede conducir. Perder el deseo o la motivación por vivir, es una de las tragedias que miles seres humanos atraviesan sin hallar la salida. Psiquiatras y neurólogos acuerdan, que un paciente necesita antidepresivos ante las situaciones que no puede controlar. Por ello, recetan medicamentos del tipo somníferos o antidepresivos, que ayuden al paciente a mitigar un poco sus malos pensamientos o tristezas. A pesar de existir estos medicamentos antidepresivos, siempre traen consigo efectos secundarios fuertes o causan dependencia. Es por esa razón, que la ciencia farmacológica ha creado un medicamento que funciona como antidepresivo y proporciona mayores beneficios que los tradicionales. Conoce a continuación todos los detalles sobre el prozac.

El prozac y la farmacología

La ciencia farmacológica moderna, ha creado un medicamento que funciona como un antidepresivo gracias a su principio activo: Fluoxetina. Este componente o principio activo, tiene la facultad de elevar los niveles de serotonina en el organismo. La serotonina es un neurotransmisor del sistema nervioso central, que se libera favoreciendo, entre otras cosas, la inducción del sueño regular, además de ayudar a mantenerse en estados de relajación y tranquilidad. También, actúa como una llave de paso que facilita el sueño y el descanso del cerebro.

El principio activo del prozac es la fluoxetina

Los niveles de serotonina, pueden elevarse sus niveles con la administración de Prozac. Este novedoso medicamento trata la depresión y está probada por los médicos psiquiatras. En 1991, el Prozac se comenzó a expedir por el mundo apoyado por la industria farmacéutica norteamericana. Los médicos comenzaron su aplicación y comprobaron su aceptación en el organismo. Alertando que sus efectos secundarios son mínimos o iguales a los fármacos tradicionales. Lo que lo hace diferente, es que se manifiesta con un perfil más beneficioso.

Composición física de Prozac

La disposición física del medicamento, permite que el paciente tenga menos problemas al ingerirlo. Es decir, que su presentación ayuda a la disolución rápida del fármaco en la boca. Las cápsulas suelen ser duras en la disolución y pueden causar una cierta dificultad por su amargor, mientras que Prozac no permitía que se sintiera esa sensación.

El prozac se disuelve fácilmente en la boca

Muchas personas se ofrecieron como voluntarias para someterse al ensayo clínico que demostró la eficacia del mismo. Prozac se administra por vía oral y su absorción es excelente porque no lastima el tracto digestivo. Incluso, favorece el metabolismo y el paso hepático. Además, es un fármaco cuya metabolización se da por el hígado causando reacciones desmetilazadoras, y sus biotransformaciones producen metabolitos.

Reacciones adversas

El Prozac ha tenido ciertas reacciones adversas que generaron  polémica y hasta demandas. Se comprobó que en algunos pacientes, se manifestaba la pérdida del deseo sexual, en otros problemas en la orina graves y mayormente en adultos mayores. Sin embargo, dentro de los efectos adversos se consideran, casi normales, pues todos los medicamentos tienen algún contra, y por ende repercusiones legales. Por otra parte encontramos efectos como: resequedad en la boca, fatiga, intoxicación por litio, pérdida progresiva de peso, angustia, cefaleas vasculares y nerviosismo. Todos estos efectos tienen la ventaja que desaparecen a lo largo del tratamiento.

La fatiga y pérdida de peso son efectos secundarios del prozac
1 Shares:
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *